viernes, 2 de marzo de 2007

El pasado










Te busco.

Mientras tanto, el cielo

despedaza

sus últimas estrellas.

Tengo tus ojos fríos

clavados en mi carne,

y tus manos heladas

me abrazan con espanto.

Te busco.

Sé que en la sombra

tiemblan

los deseos ocultos:

Encontrarme tu boca,

tu calidez salvaje,

tu voz desprevenida...

Y robártelo todo .

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal