lunes, 5 de marzo de 2007

La luz no llega




















Descubro esta insaciable pesadilla
de encontrar en mis manos el silencio.
Los labios de la noche
estremecen su miedo convulsivo
ante el terror salvaje y subterráneo.
Somos el miedo mismo.
Esa imagen sin ojos
que se agrieta en los dedos arrugados
de tu boca entreabierta.
Lucho, me desvanezco,
pero quiere el misterio
que todo permanezca
en esta fosa abierta entre mis pechos.
Sombras entre las sombras,
y esa voz de espesura reclamando la noche.

1 comentarios:

A las 19 de marzo de 2007, 12:30 , Blogger Osselin ha dicho...

Y UNO APRENDE....
Despùes de un tiempo,
uno aprende la sutil diferencia
entre sostener una mano
y encadenar un alma,
y uno aprende
que el amor no significa acostarse
y una compañìa no significa seguridad
y uno empieza a aprender...
Que los besos no son contratos
y los regalos no son promesas
y uno empieza a aceptar sus derrotas
con la cabeza alta y los ojos abiertos
y uno aprende a construir
todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno de mañana
es demasiado inseguro para planes.....
y los futuros tienen una forma de
caerse por la mitad.
Y despùes de un tiempo
uno aprende que si es demasiado,
hasta el calorcito del sol quema.
Asì que uno planta su propio jardìn
y decora su propia alma,
en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.
Y uno aprende que realmente puede aguantar,
que uno realmente es fuerte,
que uno realmente vale,
y uno aprende y aprende....
y con cada dìa uno aprende.

Jorge Luis Borges

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal