domingo, 18 de marzo de 2007

Angustia


Despertar de tu voz,

sobre la sangre seca de la noche.

Y enterrar en mi boca

sus inquietantes ecos .

Jugar a que te creo,

y pensar que ya vuelves a mis brazos abiertos.

Tiembla un dolor antiguo que se esconde en mi pecho

y precipita el sueño de todas tus miradas.

Si tus ojos se alejan

todo el amor del mundo se ha perdido,

y apura la tragedia todos sus escalones.

Amor,

yo ya no sé si morirme de pronto,

que el mal se catapulte hasta mis ojos pálidos,

y desdoble el silencio mi cantidad de ser.

Mi sed ya no te encuentra en las horas amargas

ni puede detenerse ante tanto dolor.

Y un terrible vacío

responde ante el clamor de mis palabras.

5 comentarios:

A las 18 de marzo de 2007, 13:06 , Blogger El detective amaestrado ha dicho...

El dolor es también el motor, en ocasiones

 
A las 19 de marzo de 2007, 12:18 , Blogger Osselin ha dicho...

Veo con mis manos
la luz de tu ternura
siento aromas
de canción desesperada
oigo tonos
de destino inmisericorde
Toco tu dolor
que se vierte callado
Saboreo tu mundo
salitre y nardo

(Poema de Osselin)

 
A las 19 de marzo de 2007, 19:55 , Anonymous jack ha dicho...


Enternecedor Cristin y bello.

 
A las 19 de marzo de 2007, 20:08 , Anonymous jack ha dicho...


Poesía para resguardarse.

 
A las 22 de marzo de 2007, 18:13 , Anonymous sergio edgardo ha dicho...

Me pusiste nuevo aire por tu comentar mi post del 20/03. Hay distintas miradas y distintas ganas por distintos decires. Pasaríamos adelante; ¿verdad?. ♥ Saludo.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal